• Senior Gen

Beneficios de los baños de agua fría

La exposición al frío genera un impacto muy positivo a la salud. Veremos cuáles son y, lo más importante, cómo aplicarlo de manera sencilla y eficaz en nuestra rutina. ¡Vamos!


Sabemos que el estrés se ha convertido en uno de los grandes males en estos tiempos. Tanto es así, que actualmente están apareciendo múltiples herramientas que nos permiten gestionarlo. Ya hablamos en entradas anteriores de los efectos de la respiración. Ahora queremos presentaros una muy interesante por su facilidad de aplicación diaria y los efectos beneficios que produce: baño de agua fría


La exposición a temperaturas frías generan beneficios interesantes a la salud. Entre ellas reducir el estrés. Solo por darse una ducha de agua fría. ¡Increíble!

Si estás pensando: ¿pero qué me estás contando?, ¡perfecto!. Te seguimos contando más cositas interesantes sobre este tipo de actuaciones a través de este vídeo que muestra muy claramente la respuesta saludable del cuerpo a la exposición del frio




Los beneficios saludables que se obtienen son múltiples: aumentan el estado de ánimo, inciden en una mejor respiración, mejoran el movimiento linfático, el control de la temperatura corporal, mejora la circulación sanguínea, fortalece el sistema inmunológico, aumenta la recuperación después del ejercicio, disminuye la inflamación, mejora el sueño,... hace que el cuerpo se prepare y proteja para combatir elementos estresantes.

Dentro de los precursores de este movimiento encontramos a Wim Hof que aplica un modelo saludable basado en la terapia de aplicación del frío con un método muy pautado y basado en estudios científicos avalados por toda la comunidad.


La base de su método está en la aplicación de baños fríos acompañados de trabajos de control respiratorio y el compromiso. Aquí lo explica muy bien...



No pretendemos que os metáis un baño en agua hiperhelada. Queremos acercar este tipo de aplicaciones a vuestra realidad. ¿Cómo?.

Tarea: Baño de agua helada. En la ducha, justo en el momento que hemos terminado de enjuagarnos vamos a realizar un cambio de temperatura. La ponemos totalmente fría y... aguantamos si puedes 10 segundos.


Pautas para realizarlos:


  1. Concéntrate en la tarea. Será corta pero deberás de estar preparado/a.

  2. Cambio de temperatura gradual. Debajo del grifo del agua comienza a realizar el cambio de manera progresiva.

  3. Tiempo de exposición. Si no estás acostrumbrado/a no recomendamos más de 10 segundos. Es una toma de contacto y queremos crear una experiencia agradable.


Si consigues que la experiencia sea "agrabable" lo irás aplicando en tus duchas y cada vez serás capaz de aumentar los tiempos de exposición al frío. El cuerpo se amolda poco a poco. Tómatelo como un entrenamiento.

Semanal 1: 10 segundos, semana 2: 15 segundos, semana 3: 20 segundos,... así hasta ser capaces de aguantar unos 30 segundos el primer mes.

Buscamos exponer el cuerpo al fría. Si tomas esta pauta como rutina, empezarás a disfrutar de los beneficios de la aplicación del frió en tu cuerpo.

Para cualquier duda, comentario o sugerencia... déjanos un comentario más abajo o si lo prefieres contacta con nosotros.


Y ya sabes, practica tu bienestar para un envejecimiento activo y a disfrutar de la exposición al frío.

Súmate a la comunidad

© 2012 by Gottraining